Swawalambi

Nuestra historia

En agosto de 2014 Vicenta Ndongo e Iván Hermes viajan a India como parte de su viaje alrededor del mundo. En Varanasi conocen a Cristina Iglesias, trabajadora social y en aquel momento cooperante en una ONG española en esta ciudad.

Durante su estancia en Varanasi Vicenta e Iván también conocen a Amarjit, un chico de 16 años que, aparte de estudiar, trabaja por las tardes para ayudar al sustento familiar, ya que su padre tiene una enfermedad estomacal y no puede hacer esfuerzo físico. En los días que pasan en la ciudad Vicenta e Iván establecen una relación con Amarjit, y le proponen ayudarle a él y su familia a abrir una pequeña tienda de comestibles que les permita tener unos ingresos para que su padre trabaje desde casa y él pueda estudiar y realizar su sueño: recibir clases de baile. Vicenta e Iván hablan con Cristina, y le presentan a Amarjit. Tras realizar una entrevista social con él y su familia, Cristina se compromete a ser la intermediaria entre los donantes (Vicenta e Iván y sus amigos) y el beneficiario (Amarjit). Al cabo de 5 meses la tienda de Amarjit es una realidad. Él está estudiando y recibiendo clases de “cramping”. Mientras tanto, su padre y su madre trabajan en la tienda.

Amarjit y su tienda de comestibles, ha sido la historia generadora de la puesta en marcha de la ONG “Swawalambi”, cuyo objetivo es trabajar para la autosostenibilidad de personas y/o familias de India, y de la creación del proyecto “Amarjit”.

Visión y Misión

Visión

“Dale un pescado a un hombre y comerá un día. Enséñale a pescar y comerá siempre”. Anonimo.

Swawalambi significa auto suficiente en hindi, el idioma local de Varanasi, y eso es a lo que dedicaremos nuestro esfuerzo: a lograr que tanto familias como personas en situaciones difíciles, lleguen a ser, en la medida de lo posible, auto-suficientes.

Misión

El objetivo principal del proyecto es facilitar la auto sostenibilidad de personas y/o familias de la ciudad de Varanasi. Para lograr este objetivo el proyecto dará apoyo a aquellas personas que lo necesiten, interviniendo directamente con ellos y realizando un trabajo conjunto que les empodere y les haga responsables de su futuro. Es la propia persona la que tendrá que definir, con la ayuda del profesional, si fuera necesario, sus objetivos vitales y trabajar por el logro de los mismos. Sabemos, por propia experiencia, que esta es la mejor manera de ayudar a alguien a crecer a nivel personal; Que se sienta dueño/a de su vida y que se responsabilice de los resultados de sus acciones. Las áreas de actuación serán diferentes dependiendo de las necesidades de cada uno: económica, laboral, sanitaria, de educación, etc. Pero siempre la intervención irá dirigida a un mismo fin: la independencia de la persona.

HAZTE SOCIO

Entra a formar parte de nuestra pequeña gran familia.